Paíno Abreu Collado asegura que Temístocles Montás da en el clavo

Abreu Collado señaló que el financiamiento hacia el campo debe ser enfocado adecuadamente y sobre ello ha estado trabajando el Banco Agrícola en los últimos tres años, logrando finalmente una propuesta de transformación estructural que está sobre la mesa.

Indicó que la propuesta de reforma que ha formulado plantea la creación de un sistema que garantice el fomento y el financiamiento de la producción agropecuaria y forestal, acorde con las ideas del ministro de Economía, Planificación y Desarrollo.

Expresó que mientras se hacen las transformaciones estructurales, las posibilidades de aumentar el financiamiento agropecuario descansan en la aprobación del proyecto de modificación de la Ley de Alquileres,  sometido por el Poder Ejecutivo al Senado el pasado 18 de enero, debido a que es una fuente de fondo abundante y adecuada para empujar hacia arriba al sector que produce los alimentos del pueblo dominicano.

Montás planteó que en el sector agropecuario se debe seguir una estrategia que combine una mejor infraestructura para abaratar costos de transporte y almacenamiento, mejores condiciones para financiamiento, inversión en tecnología, mejorar los servicios de extensión para elevar la productividad y apoyo a la comercialización.

En una conferencia sobre agronegocios en el Caribe, como parte de las actividades del Foro de Las Américas y la XVI Conferencia Anual de Montreal, Canadá, Montás recordó que tanto en República Dominicana como las demás naciones de la región, el sector agrícola se erigió como base principal del desarrollo económico y social de la subregión, destacándose por la producción principalmente de tabaco, algodón, cacao, caña de azúcar y banano.

El administrador del Banco Agrícola aseguró que los recursos financieros que procura la institución irían a financiar todo tipo de actividad económica en el campo, ya que además de créditos para la producción también hay que incentivar la inversión en nuevas tecnologías e infraestructuras en las propias fincas, así como en transporte, comercialización, almacenamiento y hasta viviendas, con miras a hacer rentable las actividades agropecuarias y lograr una verdadera  transformación del campo, aspectos en los cuales coincide con el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo.

Destacó que actualmente el Banco Agrícola dispone de una cartera crediticia en el campo de 7,800 millones de pesos y que dispone de otros RD$900 millones para nuevos financiamientos, pero que está consciente de que estos recursos no son suficientes para satisfacer la demanda de crédito de los productores y, por ello, una gran parte de estos se ven compelidos a buscar financiamientos de usura.

Agregó que por su escaso capital la institución que dirige ha estado enfocada mayormente en financiar productos de ciclo corto, y precisó que esa es la gran limitante que impide el desarrollo del sector agropecuario, pues para acudir a los grandes mercados es necesario hacer grandes inversiones y es el sector financiero quien debe ofertarle recursos a los empresarios agrícolas y ganaderos que estén dispuestos a competir.

Abreu Collado aseguró que el Banco Agrícola, como institución agropecuaria del país ha contribuido a crear empleos, al fortalecimiento de la oferta alimentaria de consumo masivo y a la producción de productos exportables, pero que no es posible transformar el sector agropecuario para que desarrolle todo su potencial con las limitantes financieras existentes.

Entiende que si el Banco Agrícola dispone de los recursos suficientes y la banca privada participa también, el sector agropecuario podría hacer importantes aportes al Producto Interno Bruto (PIB) de la República Dominicana.

scroll back to top

logodominicana311911-title

observatorio

gobierno abiertodatos abiertos

saip