El Banco Agrícola financiará en el campo $7,511.3 millones en el 2011

El ingeniero Paíno Abreu Collado, presidente del máximo organismo del Bagrícola, dijo que se procurará en el 2011 implementar una política de crédito que contribuya a satisfacer parte de la demanda de recursos financieros que requiere el desarrollo de las actividades productivas en la zona rural.

Explicó que el programa de préstamos para este año contempla para el subsector agrícola un monto de RD$5,468.5 millones, es decir, un 72.8 por ciento del total, y para la pecuaria RD$1,413.0 millones, para un 18.8 por ciento.

Detalló que, además, se financiará al subsector de las micros, pequeñas y medianas empresas la suma de RD$443.5 millones, para un 5.9 por ciento y los préstamos de consumo en la zona rural alcanzarán el monto de RD$186.3 millones, para un nivel de 2.5 por ciento.

Abreu Collado informó que el programa de préstamos estará dividido entre los productores agropecuarios privados con un monto que asciende a RD$6,059.3 millones, para cubrir una superficie de 765,189 tareas, y la Reforma Agraria con la suma de RD$1,452.0 millones, para financiar un área de 335,145 tareas, lo que permitirá alcanzar una superficie total en el año de un millón 100 mil 334 tareas de diferentes rubros.

Consideró que se colocarán los recursos financieros de forma tal que sean utilizados en el financiamiento de actividades agropecuarias y otras que favorezcan el desarrollo del entorno que habita la gente que vive en el campo, en adición a que dichos recursos sean recuperados en el tiempo previsto para que la institución siga siendo autosostenible.

El programa de préstamos para el 2011 fue aprobado por el Directorio Ejecutivo del Banco Agrícola mediante la resolución 12 en su sesión 1570.

Abreu Collado aclaró, no obstante, que existe una proyección de aumentar en forma significativa los financiamientos en el campo, para lo que sólo se espera que el Congreso acoja la reforma a la Ley 4314 propuesta por el Poder Ejecutivo.

El administrador del Banco Agrícola afirmó que la demanda de crédito del sector agropecuario sigue creciendo en forma acelerada y la institución no dispone de todos los recursos necesarios para suplir esa demanda, siendo prácticamente la única entidad que verdaderamente financia al campo.

Sostuvo que la Ley 17-88 del año 1988, que modificó la 4314, autorizó al Banco Agrícola a captar los depósitos de avances de las rentas de viviendas, pero que la misma sólo es cumplida por propietarios y abogados cuando entran en litis con los inquilinos.

Expresó que con las modificaciones que se proponen se espera que la ley sea cumplida por todos los propietarios ya que los primeros beneficiarios serán ellos mismos al tener ese dinero asegurado en el Banco Agrícola, pero también ganan los inquilinos por misma razón y porque además mientras los recursos estén depositados generan intereses que se acumulan.

Destacó que lo más importante es que gana la sociedad al disponer de recursos financieros abundantes que pueden ser traspasados a la agricultura y la ganadería a tasa de interés baja a plazos largos para la producción de alimentos y otras inversiones, haciendo que nuestros agricultores puedan competir mejor en los mercados.

scroll back to top

logodominicana311911-title

observatorio

gobierno abiertodatos abiertos