Paíno Abreu afirma hay una “trampa financiera” en el financiamiento rural

Abreu Collado planteó la necesidad del establecimiento de un mecanismo de fondeo que permita la colocación en el campo de recursos baratos y a largo plazo que incidan en la transformación del sector agropecuario, para que así pueda alcanzar la competitividad en los mercados internacionales.

Agregó que el mecanismo más idóneo de fondeo es el proyecto de reforma a la Ley 4314 sobre alquileres, el cual fue sometido al Congreso vía el Senado por el Poder Ejecutivo el 18 de enero de 2010, sin que hasta la fecha se defina su destino.

Dijo que la demanda crediticia en el sector agropecuario anda por los 40,000.0 millones de pesos, mientras que el Banco Agrícola tiene en el campo una cartera crediticia de RD$8,000.0 millones, cuando las demás instituciones financieras mantienen restringidos el crédito para la producción de alimentos y sólo facilitan directamente algunos préstamos bajo el sistema de pignoración, porque el gobierno garantiza los recursos del seguro y almacenamiento.

El administrador del Banco Agrícola manifestó que la “trampa financiera” radica en que intermediarios en el sector agropecuario obtienen financiamientos en la banca privada y luego los prestan a productores para comprometerlos a venderles las futuras cosechas.

Expresó que esa situación se registra entre los productores de arroz, habichuelas, ajo, lechosa, tomate, cebolla y otros, situación que encarece el crédito en el campo y los agricultores reducen sus márgenes de beneficios.

Sostuvo que la banca privada no presta directamente a los reales productores para la producción de alimentos sino a intermediarios como tales, quienes luego los financian a los verdaderos hombres del campo.

Indicó que esa situación se presenta por las limitaciones financieras del Banco Agrícola, la cual debe mejorar significativamente con la reforma a la Ley de Alquileres.

El administrador del Banco Agrícola, ingeniero Paíno Abreu Collado, aseguró que el desarrollo del sector agropecuario descansa en la reforma a la Ley de alquileres, porque entiende que con ella la institución recibiría los recursos financieros que necesita para financiar el campo a bajo costo y a largo plazo.

Sostuvo que la principal fuente de fondeo a simple vista y que no afectará a ningún sector está en establecer en la ley condiciones de obligatoriedad a los propietarios de viviendas y locales comerciales para que lleven al Banco Agrícola los recursos que reciben por concepto de depósitos de alquileres.

Abreu Collado afirmó que esos depósitos en cuentas de ahorro del Bagrícola, permitirían a la institución prestarlos a los productores a una tasa de interés muy baja y a plazos más largos, lo que da oportunidad para la adquisición de tecnología e inversión en plantaciones frutales y otros que requieren varios años para el retorno de la inversión.

Manifestó que en estos momentos el Bagrícola sólo está en capacidad de financiar mayormente rubros alimenticios de ciclo corto, con miras a garantizar la seguridad alimentaria a la población, que es una de las prioridades del gobierno encabezado por el presidente de la República, doctor Leonel Fernández.

Consideró que la modificación a la Ley 4314 sobre alquileres, debe estar dirigida a buscar que el Banco Agrícola capte más recursos financieros a través de los depósitos de las rentas de residencias y locales comerciales.

Dijo que en lugar de algunos políticos estar haciendo campaña dañina al Banco Agrícola lo que deberían es promover el establecimiento de mecanismos, como es la reforma a la Ley de Alquileres, para que la institución capte más ingresos para la transformación de la agropecuaria.

Síguenos

twitter-icon facebook-icon youtube
camionetas
logo bagrinotas2
memoria2016