CANDIDATO SIN MEMORIA

Por Paíno Abreu Collado

Al referirse al Banco Agrícola recientemente, el ex-presidente y antiguo amigo Hipólito Mejía ha hecho cinco afirmaciones completamente falsas que no puedo pasar por alto. Dijo que dicha institución está quebrada y eso no es cierto, por el contrario, nunca el Bagrícola ha estado mejor que ahora; dijo también que el Banco es usado como bastión para depredadores y yo le reto a que demuestre eso y obtendrá mi renuncia de inmediato al puesto que ocupo; dijo además, que el Banco presta poco y solo a la gente del entorno del gobierno y yo le respondo con datos: en su gobierno se financiaron RD$9,930.0 millones, o sea, RD$2,482.53 millones en promedio por año, mientras que en este gobierno se han prestado RD$45,836.53 millones en siete años, es decir, un promedio de RD$6,548.07 millones por año. Así mismo, le digo, que si demuestra un solo caso de discriminación en el Banco Agrícola por asuntos políticos u otras razones, de nuevo le aseguro que de inmediato pongo mi renuncia; dijo también que el clientelismo se traga los pocos recursos del Banco, y de nuevo le digo, presénteme un solo caso y me voy del puesto.

Por coincidencias de la vida, este debate político que tiene como epicentro al Banco Agrícola, originado en una metida de pata profunda del candidato Hipólito Mejía, me encontró fuera del país por razones familiares. Sin embargo, adelanto que si alguien no se siente satisfecho con lo que aquí suscribo, estoy dispuesto a debatir y defender personal y públicamente la institución que represento, de las peregrinas afirmaciones del candidato Hipólito, al que acuso de no tener memoria. Y paso de inmediato a demostrarlo, retomando su afirmación de la supuesta quiebra del Banco y de que al término de su gobierno la institución estaba saneada y disponía de muchos recursos y a buenas tasas de interés.

Para empezar, debo recordar al candidato del PRD que el 16 de agosto del 2004, cuando él terminó su nunca bien recordada gestión de gobierno, los activos del Banco eran de apenas RD$6,212.50 millones, y hoy, después de siete (7) años de administración del Presidente Leonel Fernández, los activos del Bagrícola se han elevado a RD$10,731.27 millones; de igual manera, al final del gobierno de Hipólito el patrimonio del Banco era de RD$854.38 millones, mientras que hoy alcanza los RD$3,664.0 millones; así mismo, la Cartera de Crédito era de sólo RD$3,489.0 millones, mientras que hoy es de RD$7,822.0 millones; la disponibilidad era de RD$271.0 millones y hoy es de RD$915.5 millones; el índice de solvencia era de 13.5% y hoy es de 39.92%; la tasa de interés promedio para los créditos era de 24% y al día de hoy es de 14.5%.

Y para cerrar este capítulo informativo de datos verídicos, tomados de los registros del Banco y no del aire -de donde parece que sus asesores le tomaron el pelo- la morosidad que dejó su gobierno en el Banco que tengo la honra de administrar, fue de 49%, es decir, prácticamente la mitad de la cartera estaba vencida. Hoy en día, por el contrario, la morosidad es de 25%, que aunque alta, es muy distante de aquella y tiene su razón de ser precisamente en los pésimos programas de créditos heredados de su propio gobierno, tales como el mostrenco programa de producción en invernaderos, Agria Hispana y otros introducidos al país sin ningún tipo de planificación y cuyo financiamiento recayó, finalmente, sobre el Bagrícola.

A todo esto se une ahora el ciclón politiquero en campaña de Hipólito, quien se atreve a llamar a los productores, primero en San Juan de la Maguana, luego en la Línea Noroeste y más recientemente en Cotuí, reiterándolo como si tal cosa, en un artículo con su firma en el periódico El Nacional del pasado 03/09/11, a que no le paguen los préstamos al Banco Agrícola.

Es evidente que este candidato sin memoria no tiene la más mínima idea de cómo funcionan las entidades financieras, sean estas públicas o privadas, donde jamás pueden mostrarse signos de debilidad, pues los ahorrantes tienden a llevarse su dinero a otra parte si presienten algún peligro.

¿Sabrá el candidato sin memoria, que hoy en día el 90% de los préstamos del Bagrícola se hacen con los fondos del público, depositados en esta entidad? ¿Sabrá él que el Banco debe pagar a sus ahorrantes mensualmente y sin postergar, los intereses por sus depósitos? ¿Estará enterado Hipólito que cada mes el Banco debe recibir ingresos por más de RD$100.0 millones para pagar los rendimientos de las inversiones del público y cubrir sus gastos administrativos y? ¿Tendrá conciencia este candidato sin memoria, del enorme esfuerzo que se ha realizado para lograr la confianza del público en la institución?

¿Sabrá de la trascendental labor que se ha realizado para elevar el reconocimiento institucional de la entidad financiera, saneando la cartera y reorganizándola en todos los órdenes, incluso en el aspecto físico, por instrucciones expresas del Presidente Leonel Fernández?

¿Desconocerá el candidato sin memoria que el Banco Agrícola está siendo supervisado por la Superintendencia de Bancos y se encamina hacia el cumplimiento total de las normas prudenciales y la Ley Monetaria y Financiera que nos rigen?

Me pregunto, ¿hasta dónde les está permitido a candidatos en campaña y por pura demagogia, decir lo que les da la gana y en este caso especifico, atentar y poner en peligro la actividad crediticia de una institución financiera que como el Banco Agrícola acoge inversiones y tiene amplios compromisos con sus ahorrantes, siendo además, prácticamente, la única ventana que tienen los agricultores y ganaderos de la República Dominicana para financiar las actividades productivas que dan la seguridad alimentaria a nuestro país.

No se cuantos votos podra conseguir el candidato del PRD con ese discurso demagójico y clientelista que dirige al sector agropecuario, pero si se que el daño que le hace al Banco Agricola es irreparable y que aquellos agricultores y ganaderos clientes del Banco que le hagan caso, perderán todos sus derechos y capacidad crediticia no sólo en el Bagrícola sino en todas las demás entidades financieras del sistema, debido a que quedarán registrados en el CICLA como deudores insolventes.

scroll back to top

logodominicana311911-title

observatorio

gobierno abiertodatos abiertos