¿Cuáles beneficios podrías encontrar al ser cliente del Banco Agrícola?

Es probable que muchas personas no identifiquen al Banco Agrícola de la República Dominicana como una opción para acceder a servicios financieros. Y parece lógico, puesto que el principal rol de esta institución es proveer soluciones a los productores agropecuarios, no a los ciudadanos “comunes y corrientes”.

Para su sorpresa, en lo que tiene que ver con ahorro, inversiones y hasta en crédito personal, el Banco Agrícola ofrece algunos productos financieros que podrían ser de interés.

Ahorro sin penalidades

Tener una cuenta de ahorro en el Banco Agrícola tiene ventajas que difícilmente se encuentren en otras instituciones bancarias. Por ejemplo, no tienen cargos por retirar un monto relativamente bajo.

Si se considera una cuenta en esta entidad que funja como “caja chica” personal sería una buena idea: el usuario podría ahorrarse ciertos cargos que son normales en otros bancos.

Las cuentas de ahorro se abren con 500 pesos y generan un interés anual de 2%.

Además, si por olvido u otra razón no se le da movimiento a la cuenta, tampoco implica ninguna comisión y no se impone penalidad alguna por tener la cuenta con un balance por debajo del mínimo.

El Banco también dispone de cuentas de ahorro con órdenes de pago. Con este producto los clientes disponen de cheques que solo pueden ser girados en este banco.

¿Las desventajas?

Bueno, que el Banco Agrícola solo ofrece cuentas de ahorros con libretas, hasta ahora. Para aprovecharlas, habría que moverse a las sucursales cada vez que se requiere efectivo.

Sin embargo, no deja de ser una opción interesante para personas que residen, principalmente, en comunidades rurales.

Si reciben remesas nacionales, este es una canal que pueden aprovechar de manera gratuita, dado que, como advertimos previamente, la cuenta no genera costos por retiros pequeños o por tenerla debajo del mínimo.

Además, el Bagrícola tiene sucursales en todas las regiones del país, generalmente en las cabeceras municipales y capitales de las provincias.

Certificados y préstamos en base a ellos

Los certificados financieros del Banco Agrícola son bastante similares a los que existen en la banca comercial. Se crean con un monto mínimo de RD$10 mil pesos y pagan los impuestos y cargos establecidos en cualquier entidad: a la ganancia, penalidad por cancelación anticipada, etc.

El plazo mínimo del contrato es de 90 días. El rendimiento que podría obtener un cliente puede oscilar entre un 3.5% y un 5.5% anual, dependiendo del monto del certificado y el tiempo a que se contrate. Uno de RD$2 millones, a un año, pagaría 5.5%.

Si bien estas tasas resultan poco competitivas en comparación con las ofertadas por otras entidades financieras comerciales, hay que valorar el riesgo mínimo que supone invertir en un banco respaldado completamente por el Estado, como es el caso.

En base a esta inversión los usuarios pueden solicitar préstamos de consumo. Por este concepto, la entidad financiera estatal otorgó RD$527.8 millones, según consta en la Memoria Anual 2016 del Bagrícola. Debe acotarse que este monto incluye los créditos al personal activo y pensionados de la institución.

También está destinando una parte de sus fondos para el financiamiento de microempresas que no está relacionadas directamente con la agropecuaria. El mismo documento señala que destinó RD$1,682.1 millones para este sub sector de su programa de préstamos en 2016.

 

alt

 

 

 

scroll back to top

logodominicana311911-title

observatorio

gobierno abiertodatos abiertos

saip